Publicado en Poesía

Regálame momentos

No me regales cosas,

regálame momentos.

Las cosas tienen un precio,

y algunas son de mucho valor;

pero los buenos momentos no tienen precio.

Se recuerdan para siempre,

se funden con el alma

y trascienden:

la soledad, el silencio y el olvido.

Hazme saber tus intereses

y disfrutemos juntos,

de esos buenos momentos

que son tallados como con cincel en el corazón.

Anuncios