Poesía

Me fue dado un verso

Me fue dado un verso,
un verso de ti.
De esos que permanecen desnudos
pues no hayas palabras
con qué revestir.
Crudo impulso en el alma;
muda sensación.

Quedé paralizado intentando comprender. Llegué a la conclusión de que tales expresiones no son para el (deleite del) poeta, sino (posiblemente) para cierto determinado lector. Así que, dibujé entre palabras lo que pude. Inventé una que otra letra haciendo una combinación de las ya conocidas, y aunque el resultado permanecía fuera de mi (absoluta) comprensión, pude sentir que aquel mismo impulso estaba desbordado sobre el papel. Me deshice de aquel verso como pude, espero le halles algún sentido.

Poesía

Somos una gota

Somos una gota
una jota
con la curva entre tu cintura
y la cura
entre tus besos y mis versos.
Despiadada es la distancia
entre tu cuerpo y mi silencio.
Se me seca la garganta
y la vida
y la tina
que llenamos gota a gota
con momentos
con el tiempo.
Las manecillas que giran y giran,
las paredes que destilan
esos viejos sueños que se me escapan.
Esa gota quebrada que se desaparece,
que se desvanece
en la nada.

Poesía

Mientras estás entre mis brazos

Regresas, de repente, como te fuiste.
Traes una sonrisa forzada en tu rostro
que procura el perdón.
Y te abrazo…
Aunque no entiendo, no entiendo nada.
¿Por qué nuestro encuentro aquella primera vez?
¿Por qué te fuiste? ¿Por qué te esperé?
¿Por qué regresas?

Pero te sigo abrazando,
y mientras estás entre mis brazos
se va disipando la necesidad de respuestas.

Poesía

Mientes

Mientes,
paseas tu mirada entre la oscura noche;
las tinieblas se confunden.
La silueta de un espíritu angustiado
se cruza entre tus pasos.
Busco algo de verdad entre la brisa que te persigue;
ese aroma que dejas cuando avanzas,
siempre tan deprisa.
¿Por qué mientes?
Ya no distingues…
Te has enredado en tu propio lazo,
caíste en tu propia trampa.
Y yo todo un tonto
que me hice un vicio de las caricias de tus manos;
que respondí a tu voz
como oveja que es llevada al matadero.

Poesía

Te extrañé tanto

Y qué me dices de esas veces
en que llegas y que luego te vas,
y siento ese terrible vacío;
y me quedo extrañándote…

Y llega la noche y está todo oscuro.
Y tú no llegas y yo no duermo;
me desvelo esperándote.

Y a las pocas horas despierto
y me doy cuenta de que no estuviste;
de que te extrañé tanto
que te sentí tan cerca y tan real
como nunca estuviste o fuiste…

Pero dormí algo,
al menos pude dormir un poco.

Poesía

Ese espacio vacío a tu lado

Ese espacio vacío a tu lado al que llamas soledad, ponle mi nombre. Te hace bien volver a creer que es posible encontrar buena compañía; ese alguien que sepa tomarte de la mano y colocar tu autoestima en un lugar saludable.

Poesía

¡Tanto afán desesperado!

¡Tanto afán desesperado
por llenar tus manos
con cosas que perecen con el uso!
¡Cuán vano es el gastar tus días tras las riquezas
y entregar tu tiempo y energías
al que vive de la usura!
¿Cuál es el fin principal del hombre?
Respóndeme tú,
que andas acumulando todo tipo de cosas que no podrás llevarte a la tumba.
Y tú, que teniendo poco,
piensas que si tuvieses mucho
serías de veras feliz.
¿Aún piensas que la vida del hombre consiste en la cantidad de bienes que posee?