Poesía

Vivir de la vida

Vivir de la vida,
de los días,
de la tierra,
del sol.

¡Vivir!
Ser lo que se es
y valerse de lo que se tiene;
de nosotros.

Sentir la misma cosa.
Caminar juntos.
¡Disfrutar!
¡Vivir!

No mas que nadie,
ni menos.

Hacer lo que se sabe.
Quien no sepa,
aprende.
¡Crecer!

Andar y vivir.
¡Volar!
¡viajar!
¡Jugar!

Caminar sin cuidado a perderse.
Cruzar los mares sin cuidado al naufragio.
Bailar con las nubes,
correr con el viento.

Sentir lo bueno
sin desear lo ajeno.
Que nada sea mío,
que sea todo de todos.

Pisar la tierra descalzo,
sin temor al veneno;
del áspid,
de la abeja africana.

Detener el tiempo.
Vivir despacio, sin prisa.
Tocar la luna,
olvidar la fortuna.

Vivir los días,
vivir las noches,
sin planes;
sin rutas trazadas.

Vivir como si hubiera muerte,
como si cada día es el último.
Dolerse de risa.
Llorar de alegría.

Buscar sin querer encontrar
pues nada está perdido.
Dormir en el cielo.
Beber del río Nilo.

Sembrar café, y compartir,
sin ser de allá ni de aquí,
y detenernos, juntos,
a escuchar cantar al coquí.

5 comentarios en “Vivir de la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.