Poesía

Apenas gustas la vida

Apenas gustas la vida
Y ya te acecha la muerte.
¿Quién es que a puerta cerrada
determina tu suerte?

Aún no has dicho palabra
y buscan ya enmudecerte;
aún no has visto la luz
y hablan de sepultarte.

¿Quien ha sido convencido
que tu existencia fue un error?
¿Quien limita tu destino
al impedir cual bella flor

brotar y ser
plantada en el jardín de la vida,
gustar tanto el amanecer
como el atardecer de los días?

Que sea Dios quien decida
Y no nosotros,
cuantos han de ser
los años de tus días…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.