Relato breve

Amor culpable

No te merecí. Tu fuiste mía mientras yo era de otras. Busque todo tipo de pretexto para justificar mi insensato comportamiento. A pesar de todo tu me amaste, aún después de yo haber fingido una y otra vez mi arrepentimiento. No te niego que a veces me invadía un fuerte sentimiento, pero era algo superficial, puro remordimiento. Porque una vez era seducido y quedaba atrapado por la tentación, influenciado por mi habituado corazón ―habituado a serle fiel a la piel― entregaba mi amor a otra mujer.

Fui como una bestia salvaje, sí, me comporte como un animal: puramente dominado por los instintos. Anduve siempre en busca del vano placer, sin pensar en el daño que mis actos causaban en las vidas de los que me rodeaban.

Fui egoísta hasta la saciedad, ahora todo me sabe a pura hiel. Me anduve alimentando de veneno mortal, estacionado en labios prohibidos y abandonado en cuerpos que nada tenían que ver contigo.

Cuando me hice consciente de mi insensatez, ya era tarde, te habías ido. Y aquí estoy, cargando con este cuerpo lleno de días y acompañado por esta angustiosa soledad. Lo que me queda de ti es una carga que llevo siempre conmigo, es un peso de amor, pero de un amor culpable…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.