Microrrelato

La belleza que perdura

Los dos la miran, y uno dice:

“Que hermosos ojos tiene.”

El otro le responde:

“No son sus ojos, es su mirada; esa seguridad en su mirada, ¿no te das cuenta?

No son sus labios, es la sinceridad en su sonrisa.

No son sus manos, es la ternura en sus caricias; es su capacidad de embellecer las cosas.

Es la modestia en su forma de ser, el recato en su apariencia; su sencillez.

Es la dulzura en sus palabras.

Es la manera en que ella maneja lo que tiene.”

Un comentario en “La belleza que perdura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.