Instantes perfectos

Sentado en las afueras de un restaurant
bajo la tenue luz de una sombrilla.
La fuerza de la luna causa un doble efecto:
de un calmado brillo y de un espejo
sobre los charcos de un reciente aguacero.
Frases entrecortadas de lenguajes a su alrededor,
pero no escucha, sino un lejano instrumento de viento.
El instante es perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .