Lluvia que no regresa

El mar es tiempo 
evaporado 
de una lluvia que vuelve a caer.

La lluvia es mar 
evaporado 
de un ciclo que se repite.

El río trae hasta el mar 
el agua blanca de la lluvia
que de las mismas nubes altas
la montaña recibe.

Aunque el agua que del río se derrama
en el amplio mar salado,
es la mismísima agua 
que siendo dulce se desboca
en el mar que abre sus fauces;

no así el tiempo
que ya no es tiempo sino pasado;
porque pasa y no regresa 
como la lluvia,
que al caer desde el río en el mar salado
se evapora y vuelve a ser 
aquella lluvia.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.