Publicado en Pensamiento, Opinión

“Oye papá, tú no impones tu liderazgo, tú lo ejercitas”

Oye papá, tú no impones tu liderazgo, tú lo ejercitas; tú no necesitas luchar para ganarlo, te ha sido dada tal responsabilidad. Tú no necesitas buscar que los de tu casa acepten tu liderazgo, o procurar ganarte el respeto por la fuerza. Naturalmente eres tu quien tiene la responsabilidad; la responsabilidad de mirar hacia adelante, identificar un objetivo, y mostrarte seguro mientras caminas hacia ese determinado objetivo, y esto, a pesar de tus faltas y debilidades. Sigue leyendo ““Oye papá, tú no impones tu liderazgo, tú lo ejercitas””

Anuncios
Publicado en Pensamiento, Opinión

“Oye papá, mira bien donde pisas”

Oye papá, mira bien donde pisas;

porque hay etapas en que tus hijos tal vez no presten mucha atención a tus palabras, pero ten por cierto que van a procurar seguir tus pisadas.

Procura tú pisar firme,

y que tus acciones vayan en acorde con tus palabras; pues si no eres del todo escuchado, al menos vas a ser observado. Sigue leyendo ““Oye papá, mira bien donde pisas””

Publicado en Pensamiento, Opinión

3 Cosas que me son necesarias

Hay tres cosas que me son necesarias. Estoy convencido de que debes tomarlas en consideración.

La primera en mi lista es PERSONAS; necesitamos de otras personas.

La primera persona que necesitamos tener siempre presente y en cuentas claras es a Dios; el Dios de la Biblia. Quien se nos ha revelado mediante la persona de Jesucristo. El único Dios vivo y verdadero.

También necesitamos de aquellas personas que nos aman y de aquellos que necesitan la expresión de nuestro amor; pues nos deleitamos en amar y en ser amados.

Necesitamos de aquellos que nos necesitan, pues nos llena de regocijo el ser causa de gozo en los demás; cuando somos capaces de suplir para sus necesidades. Sigue leyendo “3 Cosas que me son necesarias”

Publicado en Pensamiento, Opinión

¡Decide Amar!

No esperes tener un “sentimiento” de amor para amar; pues sabes que debes amar. Amar es un deber y parte del carácter inherente de una vida regenerada, la cual está impregnada del Espíritu de Dios, quien nos provee de amor verdadero.

Se nos ha ordenado amar aún a los que nos aborrecen. ¿Cómo esperas sentir amor para amar a alguien que te aborrece? Hazlo, pues se nos ha ordenado y capacitado para hacerlo. ¿Cuánto más debemos amar a los que tenemos de cerca a diario a pesar de cualquier cosa?

Sigue leyendo “¡Decide Amar!”