Poesía

El arte más excelente

El amor es un villano si no se le comprende.

El amor llega y se va; así suele decir la gente.

El amor te abandona de repente, se esfuma;

como arena entre las manos.

Un mañana despiertas, y ya no está; se ha marchado.

Eso pasa porque aún no entiendes,

que el amor no es una cosa flotante

que vaga entre las sombras

ni es la flecha del cupido. Sigue leyendo

Poesía

Mi muy amada

Llevo siempre conmigo este sentimiento

que es de ti y por ti, mi muy amada.

Que es tan profundo, y sé que es tan cierto;

porque si te pienso

o si estoy a tu lado, pierdo

de manera absoluta,

la conciencia del paso del tiempo. Sigue leyendo

Poesía

Primer amor

¡Oh! cuán tierno el amor primero,
puro encantamiento.
Tan dotado de ignorancia
pero tan sublime;
pura llama, ardor y pasión.
Se baja la luna si se pide;
se anda la milla extra
y un poco más sin que sea necesario. Sigue leyendo

Microrrelato

Recuerdos de un roble

Fueron muchos los días de verano que te abrigaste bajo mi sombra. Yo extendía mis brazos un poco más allá de lo que podía, sentía un ligero dolor, pero lo hacía para que el reposo de mi sombra hiciera que te quedaras un rato más. Los pajaritos nos hacían compañía, y tú te ponías tan contenta; tu sonrisa, tus carcajadas; tarareabas y cantabas en un sin fin. Por momentos engañabas el paso del tiempo sobre mí: llegué a pensar que tales episodios se repetirían para siempre.

Desde entonces he llorado incontables otoños, he despertado cada primavera con nuevos brotes de amor para tu encanto y tu abrigo durante los calurosos días de verano. Por mucho tiempo no dejé de expandirme hasta donde me fuese posible, para ver si así me notabas, pensando que tal vez te habías extraviado del camino.

Poesía

Juguemos a ser que somos

Juguemos a ser que somos,

¿que te parece?

Tan fácil que se te hace no ser,

y te diviertes tanto aparentando ser.

Mientes con la verdad en deriva

y te pierdes en ti, engañándote;

como suelo yo perderme en ti. Sigue leyendo

Poesía

Ámame con amor libre y misterioso

Bésame, pues con el gustillo de tus labios endulzas mi pluma.

Ámame con amor libre y misterioso;

y permanece conmigo

como en el Edén.

“Carne de mi carne, hueso de mis huesos”; Sigue leyendo