Siento frío

Despierto y siento frío.
"La ventana tiene que estar abierta",
me dije.
Sí, está abierta,
pero es pleno verano.

Siento frío.
Esa sensación de invierno en los huesos.
Tengo la piel de gallina
y el sudor me invade la espalda: ¿Escalofríos?
¿Y qué cosa es esa?

Despierto, sí, vuelvo a despertar.
Parece que estuve soñando; o tal vez no.

Me pareció haber sentido frío.
"Tiene que ser el termostato",
me dije.
Cuando pienso esto, despierto.
Cuando despierto,
el invierno está adentro,
la ventana está abierta
y siento frío.

¿Y a quién preguntarle?
¿Qué sientes?

Despierto y aún siento frío.

Mientes

Mientes,
paseas tu mirada entre la oscura noche;
las tinieblas se confunden.
La silueta de un espíritu angustiado
se cruza entre tus pasos.
Busco algo de verdad entre la brisa que te persigue;
ese aroma que dejas cuando avanzas,
siempre tan deprisa.
¿Por qué mientes?
Ya no distingues…
Te has enredado en tu propio lazo,
caíste en tu propia trampa.
Y yo todo un tonto
que me hice un vicio de las caricias de tus manos;
que respondí a tu voz
como oveja que es llevada al matadero.