Relato breve

¡Que alguien le diga algo!

La muerte esperaba paciente en una de las esquinas de la calle. Desde las ventanas algunos vecinos señalaban a un hombre que caminaba en esa dirección y murmuraban entre ellos de su suerte.

ㅡ¡Que alguien le diga algo!  ¿Qué no ven como anda? ㅡdijo la señora. Sigue leyendo