Relato breve

La causa de una tierra en ruinas

Mientras iba de camino a ejercer mi ocupación, de madrugada como de costumbre, vi, cruzando la calle por delante de mí, a una revoltosa manada de ciervos. Algunos paraban de golpe chocando contra los carros, otros seguían cruzando entre las rejas y arrasando con todo a su paso. Veía algunas casas ser destrozadas por esa desaforada manada. Cuando por fin hubo cesado tal disturbio, se produjo un hondo y oscuro silencio. Sigue leyendo