Mi lucha con «editor estricto»

-Escritor libre y editor estricto-

Querido diario, hoy es 21 de agosto; esta vez escribo un poco tarde en la noche (son las 9:07 pm). Durante el día estuve (en cuanto a escritura) escribiendo otras cosas. Detuve la lectura (estoy releyendo Rayuela), con todo propósito, para mirar las personas que estaban a mi alrededor a la hora del almuerzo (o en palabras más precisas, la media hora de almuerzo; porque en Estados Unidos, a diferencia de en Puerto Rico, el tiempo de almuerzo es media hora. Y yo, personalmente, me tomo 15 minutos para leer y comer, y los otros 15 minutos para leer). Me detuve a mirarlas para ver si me daban algún argumento para hacer algunos apuntes. Después te cuento de algunas cosas que puse por escrito al ver aquellas personas hipnotizadas, y tan distantes los unos de los otros, aunque a la vez tan cerca (aunque eso no es nada nuevo; vivimos en la época donde los no-lugares están sobre poblados).

Sigue leyendo «Mi lucha con «editor estricto»»