El terrible fin del Sr. Fastidio

Ninguno de los que allí estuvieron podrá olvidar la horripilante manera en que el “Sr. Fastidio” ㅡcomo le llamaba la gente de su puebloㅡ acabó sus días en esta tierra. Tenía unos cuarenta y tantos años de edad, pero había vivido lo suficiente como para llegar a quejarse de todo y de todos; todo le incomodaba. Los más cercanos a él habían hecho el compromiso de soportarlo, a pesar de su constante quejadera y de su actitud siempre pesimista.

Sigue leyendo “El terrible fin del Sr. Fastidio”