Amiga mía

Anduve buscándote entre nubes,
entre sueños de algodón
y estuviste siempre tan cerca
amiga mía.
Entre un hilo de silencio,
entre inocente intimidad,
entre secretos compartidos
iba tomando forma un vivo
y puro amor.

El susurro de tu amor

Eres esa quieta luna
que visita mis noches;
haces que se eleve
el nivel de mis olas.
Mientras me aferro
a las costas de tu cintura,
y me refugio en el silencio
de tu voz callada,
en el susurro de tu amor.
Descubro cada rincón de tu cielo,
y me anido en tus suaves pechos.
Me deleito en el aroma de tu piel,
en la miel que brota de la dulce peña.