Voy a sembrar un arbolito

Voy a sembrar un arbolito
para que Juntos lo veamos crecer.
Cuando se arraigue en tierra firme
y nosotros.
Cuando crezca y se haga fuerte
y nosotros.
Cuando atraviese sus estaciones
y nosotros.
Cuando soporte las tempestades
y nosotros;
Juntos lo veremos crecer
y Juntos lo veremos dar frutos.

Viajar hasta donde descansa el horizonte

Viajar hasta donde descansa el horizonte
y escoger para ti una estrella…
Dibujarte un paraíso,
y que lo habitemos, si quieres, juntos.
Tú y yo, bajo la quietud de la noche
sin máscaras ni sombras.
Desnudarnos los corazones
así como la lluvia,
entre gotas de sinceridad.
Amarnos hasta la cumbre del amor,
soñar la vida juntos;
y adoptar un rinconcito
donde podamos calentar nuestros cuerpos;
cuerpo con cuerpo
unidos,
alma con alma
fundidos.

Bailemos

Muévete conmigo
así, de lado a lado
como si fuese un vals.
Que la vida es
como un aguacero
de esos
que pasan ligero.

Bailemos bajo la vida
y bajo la lluvia.
Trasládate conmigo
y junto a mí.
En tanto la vida
es vida;
y tú, querida
vida mía
mi lluvia y mi jardín.

Es la noche, es la lluvia, eres Tú

Es la noche
exhibiendo su luna.
Es la tierra,
que acaricia la lluvia.
Es este preciso momento,
este único instante.
Eres tú,
y solo tú
aquí conmigo.

Entrelazados

Si yo fuese cualquier verso de algún poeta, me gustaría ser uno de esos versos simples para no ser notado cuando mueva cada vez un poco más hacía donde ti mis letras; aunque en el proceso pierda la métrica, el sentido aparente y un poco la rima. Sigue leyendo «Entrelazados»