Noticias del más allá

Un hombre, que tenía problemas de memoria, estaba sentado en la parada del autobús. Después de quince minutos sintió hambre, y como no recordaba si había desayunado, comenzó a comerse el almuerzo que tenía preparado para la mitad de la jornada.
Luego de comer y beber, se levantó y siguió caminando sin saber ni el por qué ni hacia dónde; aunque con la resolución de seguir caminando porque se sentía con energía para caminar… gente, carros, casas, hasta llegar al parque y detenerse a mirar una banca que le pareció familiar. Se sentó y, después de un profundo suspiro, miró a su derecha y ahí estaba el diario.
Primera plana: “encuentran hombre muerto, muerto del susto en una banca del parque al recordar vívidamente, en un viejo papel de diario, su propia muerte”.

[favor de comunicarse con el autor (con toda confianza) si no se ha entendido este incomprendido microrrelato.]