Microrrelato

El maderero

Al cabo de varios años la tierra volvió a ser poblada por lejanos peregrinos. Ninguno de los cuales podía pasar por alto al hombre que ya estaba en aquella tierra cuando ellos llegaron. Todos los días salía temprano al bosque con su hacha, algunas tiras de soga y una cantimplora. <<¿Para qué querrá tanta madera?>> ―se preguntaban algunos. Le llamaron “El madererito”, no porque fuese un hombre de baja estatura sino que hacían burla de su ocupación. Sigue leyendo

Relato breve

Una envidiable locura

Algunos pocos, inquietos de intriga, se preguntaban de dónde él obtuvo esa asfixiante pasión por lo que hacía. Su vida estaba ligada a ese extraño oficio que día tras día se mantuvo ocupado en ejercer; al parecer sin dificultad, y evidentemente de su libre voluntad. Sigue leyendo