Poesía

La insaciable hoja de papel

Aquel papel no se saciaba. Mientras más absorto estaba yo en el pensamiento, en el asombro y el sentimiento, más palabras me exigía. No sé si llegará el día en que halle satisfacción (no yo, sino la hoja de papel); pienso que aun después de mi muerte me seguirá exigiendo palabras y versos, estando yo más allá del infinito universo.

* * *

Tú que aguantas todo lo que escriba, y aún más que eso.

¿Porque después de toda esta estiba aún no estas satisfecho? Sigue leyendo