Relato breve

Otro intento de renovación

Toda la casa estaba llena de materiales para la renovación. Lo que en un principio parecía un Edén con necesidad de algunos toques de decoración, se había convertido en un campo de batalla después de algunos bombardeos.

―¡No necesito llenar tus expectativas! Sabía que lo nuestro no iba a funcionar ―dijo ella.

―Sí, sí… Siempre lo sabes todo. ¡Eres genial! Eres la perfecta mujer que todo hombre desea observar desde lejos ―dijo él, mientras comenzaba a derribar la pared de la cocina con un mazo de hierro.

―Hablas de mí como si fuera la única que se ha vuelto insoportable en esta casa, o mejor dicho, lo que queda de ella.

Ella arrastró una paila de pintura y comenzó a empapar una de las paredes. Cada vez que zambullía el rolo, lo dotaba de tanta pintura que dejaba un horrible rastro desde la cubeta hasta la pared, como el rojizo color de un capricho enojado.

―¿Qué haces pintando esa pared? ¿Y de ese color? ¡Ese es mi espacio! ―dijo él.

―No me gusta como se ve, y si no me gusta algo lo voy a cambiar ―dijo ella.

―Apenas voy conociendo lo que te gusta y lo que no. Casi un año viviendo juntos y esto ha ido de mal en peor. Todo era perfecto entre nosotros, tan luna de miel; hasta que te entraron esos antojos de cambiar cuanta cosa… ―dijo él, sentándose en el piso, y mirando el pedazo de pared que le quedaba a la cocina.

Poesía

Es la noche, es la lluvia, eres Tú

Es la noche
exhibiendo su luna.
Es la tierra,
que acaricia la lluvia.
Es este preciso momento,
este único instante.
Eres tú,
y solo tú
aquí conmigo.

Poesía

El susurro de tu amor

Eres esa quieta luna

que visita mis noches;

haces que se eleve

el nivel de mis olas.

Mientras me aferro

a las costas de tu cintura,

y me refugio en el silencio

de tu voz callada,

en el susurro de tu amor.

Descubro cada rincón de tu cielo,

y me anido en tus suaves pechos.

Me deleito en el aroma de tu piel,

en la miel que brota de la dulce peña.

Poesía

Mi muy amada

Llevo siempre conmigo este sentimiento

que es de ti y por ti, mi muy amada.

Que es tan profundo, y sé que es tan cierto;

porque si te pienso

o si estoy a tu lado, pierdo

de manera absoluta,

la conciencia del paso del tiempo. Sigue leyendo

Poesía

Primer amor

¡Oh! cuán tierno el amor primero,
puro encantamiento.
Tan dotado de ignorancia
pero tan sublime;
pura llama, ardor y pasión.
Se baja la luna si se pide;
se anda la milla extra
y un poco más sin que sea necesario. Sigue leyendo

Microrrelato

Descuido

Fui atraído por su aroma en tiempos donde ese tipo de olor escaseaba. Emprendí una búsqueda hasta encontrarla; me esforcé lo suficiente hasta alcanzarla y tenerla. Una vez en mi posesión, ya no necesitaba hacer más –pensaba yo. Pero la perdí de vista, la descuidé. Me creí haber ganado y bajé la guardia. En mi descuido, entró otro, y yo no estaba apercibido. No era necesariamente más fuerte que yo, o más inteligente; entró y se apropió de lo que pensaba que ya era mío.

Relato breve

Amor inocente

Éramos tiernos, nuevos en esto del amor. Recuerdo cuando intercambiamos las primeras palabras; recuerdo aquella pronunciada timidez en tu voz y en tu mirada. Con el pasar del tiempo se extendieron a largas horas nuestras conversaciones. En muchas ocasiones giraban en torno a cosas sin importancia (por no decir tonterías), ¿acaso nos afectaba eso? para nada; lo importante era que nos teníamos el uno al otro. Nuestras miradas también aumentaron y se hicieron profundas, ya no había cobardía en ellas, sino un fuerte deseo de amarnos: de cuidarnos, de apoyarnos y abrazarnos. Sigue leyendo