Poesía

Riesgos del corazón

El corazón se endurece
si lo retienes;
si lo abres para otros
puede que lo defrauden;
si lo entregas
puede que lo hagan pedazos.
Si lo hacen pedazos
o lo defraudan
puede ser restaurado y fortalecido.
De todos modos
ábrelo
o entrégalo
pero no lo retengas.