Siento frío

Despierto y siento frío.
"La ventana tiene que estar abierta",
me dije.
Sí, está abierta,
pero es pleno verano.

Siento frío.
Esa sensación de invierno en los huesos.
Tengo la piel de gallina
y el sudor me invade la espalda: ¿Escalofríos?
¿Y qué cosa es esa?

Despierto, sí, vuelvo a despertar.
Parece que estuve soñando; o tal vez no.

Me pareció haber sentido frío.
"Tiene que ser el termostato",
me dije.
Cuando pienso esto, despierto.
Cuando despierto,
el invierno está adentro,
la ventana está abierta
y siento frío.

¿Y a quién preguntarle?
¿Qué sientes?

Despierto y aún siento frío.

Mosquitos que zumban

Son semejantes a mosquitos que zumban con imprudente insistencia.

Especies cargadas con verde veneno
que simulan con retórico vuelo
llevar la cura en su picadura.

Quiten sus patas peludas de mi jardín,
ustedes, que esparcen la muerte.

Se mueven por los medios
sacudiendo sus inquietantes alitas;
creando la paranoia con sus constantes zumbidos...

Quiten sus patas peludas de mi jardín,
ustedes, que esparcen la muerte.

El enigma en tu mirada

Me extravío, ya ves, en tu mirada.
Son tus ojitos caramelo,
nada extraordinarios;
en su color, al menos
o en su fachada,
pero perdida tornas mi mirada.
Porque intento descifrar
entre un parpadeo y el otro,
el misterio que encierran tus ojos.
Hasta que me cuentes al hablar…
Pero entonces miraré tus labios
y pasaré a estar perdido
entre tus ojitos caramelo
que no me dicen nada,
y tus labios que se mueven
descifrando tu mirada.