Relato breve

Tus manecillas y mi silencio

¡Cuán implacable eres! Tus manecillas retumban fuertemente en mi silencio. Me aturde tu constante sonido: pues me distrae del momento presente y me lleva a pensar en el tiempo perdido. A menudo provocas que me desespere pensando en el tiempo que aún no ha sido, incluso habiendo yo entendido que el tal es incierto. ¡Que desperdicio! Pues ni el uno ni el otro está NUNCA a mi alcance. Sigue leyendo