Lluvia que no regresa

El mar es tiempo 
evaporado 
de una lluvia que vuelve a caer.

La lluvia es mar 
evaporado 
de un ciclo que se repite.

El río trae hasta el mar 
el agua blanca de la lluvia
que de las mismas nubes altas
la montaña recibe.

Aunque el agua que del río se derrama
en el amplio mar salado,
es la mismísima agua 
que siendo dulce se desboca
en el mar que abre sus fauces;

no así el tiempo
que ya no es tiempo sino pasado;
porque pasa y no regresa 
como la lluvia,
que al caer desde el río en el mar salado
se evapora y vuelve a ser 
aquella lluvia.


Una envidiable locura

Algunos pocos, inquietos de intriga, se preguntaban de dónde él obtuvo esa asfixiante pasión por lo que hacía. Su vida estaba ligada a ese extraño oficio que día tras día se mantuvo ocupado en ejercer; al parecer sin dificultad, y evidentemente de su libre voluntad. Sigue leyendo “Una envidiable locura”

Ámame con amor libre y misterioso

Bésame, pues con el gustillo de tus labios endulzas mi pluma.

Ámame con amor libre y misterioso;

y permanece conmigo

como en el Edén.

“Carne de mi carne, hueso de mis huesos”; Sigue leyendo “Ámame con amor libre y misterioso”

La insaciable hoja de papel

Aquel papel no se saciaba. Mientras más absorto estaba yo en el pensamiento, en el asombro y el sentimiento, más palabras me exigía. No sé si llegará el día en que halle satisfacción (no yo, sino la hoja de papel); pienso que aun después de mi muerte me seguirá exigiendo palabras y versos, estando yo más allá del infinito universo.

* * *

Tú que aguantas todo lo que escriba, y aún más que eso.

¿Porque después de toda esta estiba aún no estas satisfecho? Sigue leyendo “La insaciable hoja de papel”