Poesía

Viajar hasta donde descansa el horizonte

Viajar hasta donde descansa el horizonte
y escoger para ti una estrella…
Dibujarte un paraíso,
y que lo habitemos, si quieres, juntos.
Tú y yo, bajo la quietud de la noche
sin máscaras ni sombras.
Desnudarnos los corazones
así como la lluvia,
entre gotas de sinceridad.
Amarnos hasta la cumbre del amor,
soñar la vida juntos;
y adoptar un rinconcito
donde podamos calentar nuestros cuerpos;
cuerpo con cuerpo
unidos,
alma con alma
fundidos.