Poesía

Voy a insistir

Voy a quedarme aquí
sentado,
hasta descubrir
ese principio de palabras
que me conceda la libertad;
para luego volver a ser esclavo
pero esta vez a voluntad.
Hasta satisfacer
mi más profundo deseo:
“Ser capaz de detener el tiempo
y llenar de letras mi universo”

Microrrelato

El maderero

Al cabo de varios años la tierra volvió a ser poblada por lejanos peregrinos. Ninguno de los cuales podía pasar por alto al hombre que ya estaba en aquella tierra cuando ellos llegaron. Todos los días salía temprano al bosque con su hacha, algunas tiras de soga y una cantimplora. <<¿Para qué querrá tanta madera?>> ―se preguntaban algunos. Le llamaron “El madererito”, no porque fuese un hombre de baja estatura sino que hacían burla de su ocupación. Sigue leyendo